Querés recibir las entradas por mail?

domingo, 3 de abril de 2016

Derresiva...

Nati se está bañando:
- Dale, Nati. Avisame cuando te pongo el shampoo. Igual, vengo en 5 minutos
 (30 segundos después)
- Mamáaaaaa
... 
- Má, ya podés ponerme el shampoo... Además, ya conté los 5 minutos...
- ¿Los 5 minutos? ¿No serán los 5 segundos?
- ¡Noooo! ¡Los 5 minutos!!!
- Ah, ¿Si?... ¿Y cómo los contaste?
- 1... 2... 3... 4... 5...
- ¡Pero esos son segundos!
- ¡No! ¡Los segundos son los de la cuenta derresiva!
 
 
 
 
 
 
 
 

jueves, 24 de septiembre de 2015

Llegó el Ratón Perez

Aunque hacía como un mes que estaba super flojo, tuvimos que llevarla a la dentista para que se lo saque con una pinza. Nati fue la más valiente y la Dra. dijo que de milagro aún lo tenía, porque estaba en el aire

La ventanita (22/9/15)



martes, 4 de agosto de 2015

Agotada

En las vacaciones de invierno modificamos todos nuestros horarios, pero hace dos días hubo que volver a la rutina.
A Nati se ve que le está costando re-adaptarse porque ayer se quedó dormida cuando llegó del jardín (una siestita antes de cenar) y hoy logró un record...
Antes de las 21:30 ya estaba bañada, había cenado y se había dormido!!!!

martes, 14 de abril de 2015

Cabeza dura

El otro día, no me acuerdo por qué, le decía a Nati que era una cabeza dura.
Ella reflexionó un poco, se tocó con el dedito la cabeza, tocó la cabeza de Gastón y la mía...
Después de la inspección, me dice:
"Yo no soy cabeza dura!... Además, ustedes tienen la cabeza como la mía!!!"

miércoles, 4 de marzo de 2015

Dos días en la vida

Los años anteriores, Nati fue al jardín a la mañana.
Por motivos diversos, este año la pasamos a la tarde...

El día anterior
No daba más de la ansiedad.
Durmió su sagrada siesta.
No quería ir a dormir. A regañadientes se fue a dormir a las 22:30.
Quiso el cuento, mirar un rato más de tele, tomar un poco de agua, ir de nuevo al baño... Dio vueltas, dijo que sentía mariposas en la panza, se quejó de que "la vida no es justa", lloró un rato, pidió que nos quedemos al lado de ella, quiso dormir de mi mano, dijo que no tenía sueño...
Después de 2 horas y media, a la una de la mañana, se durmió con nosotros.

Primer día
Se despertó a las 7 de la mañana (sin que la hayamos llamado)
Se levantó 8:30, después de que la "obligué" a dormir un rato más.
Gritó, saltó, festejó y me llenó de besos cuando escuchó el saludo y el tema que le dedicamos en la radio.
Tomó la leche, miró dibujitos, se peinó...
Cada cosa que hacía estaba precedida por la pregunta "¿Y a qué hora voy al jardín?" (o variantes de la índole de "Mami, ¿falta mucho para ir al jardín?" "¿Ya es hora de ir al jardín?" "Voy al jardín después de comer, ¿no, mami?")
Almorzó.
Una hora antes de la entrada, vinieron la nona, la tía Georgi y el abuelo Ricardo.
Dio vueltas, se cambió, se peinó y fuimos al jardín.
Llegamos temprano. Quiso bajar del auto.
Se sacó fotos.
Se quejó porque no abrían la puerta "Mami, es re aburrido esperar!!!! ¿Cuándo voy a entrar al jardín?"
Se colgó del cuello de la abuela Isabel apenas la vio llegar.
Cuando salió del jardín, se quejó porque se había quedado poquito
Volvimos, tomó la leche, vio los dibus y se fue a bañar.
Cenamos.
A las 22, estaba en la cama.
A las 22:01, estaba dormida.

Segundo día
No quería despertarse. Se levantó 9:30
Desayunamos, miró la tele.
Dijo que quería comer ñoquis. Negociamos y reservamos el menú para noche.
Estuvo lista para ir al jardín, media hora antes.
Ya en la puerta, se dedicó a observar a los chicos. Entró de la mano de una nena.
Estuvieron una hora.
Salió chocha.
Merendamos y miró dibujos
A las 19 ya estaba muerta de sueño.
Para entretenerla, le pedí ayuda para cocinar. Hicimos ñoquis
Cenamos... Se dormía
Comió postre... Se dormía.
Se bañó... Se dormía.
Se puso el pijama... Se dormía.
21:30 se acostó y se durmió

Y sólo son los primeros dos días...

viernes, 27 de febrero de 2015

Vuelta a clases

Me di cuenta releyendo los post de años anteriores, en los que hablaba del inicio del jardín (Si no los leyeron pueden hacer clic acá, acá y acá), que la actitud de Nati los días previos fue siempre la misma... Estaba ansiosa, contaba los días y a todo el mundo le hablaba del jardín.
Afortunadamente, eso tampoco cambió este año...
Hace desde diciembre que pregunta cuándo empieza el jardín, a los Reyes Magos les pidió el mantelito y la taza, en las vacaciones se juntó con su amiguita Sofía un par de veces para no extrañarla tanto y hasta hizo un berrinche mayúsculo cuando Gastón empezó a trabajar y yo me fui a anotar para rendir los exámenes... ("Por qué ustedes ya van a la escuela y yo no???!!!")

La que cambió de actitud a través de los años, fui yo...
El lunes empieza y estoy casi "desentendida" del tema... Tanto que no sé ni dónde está el papelito que decía a qué hora entraba!

lunes, 23 de febrero de 2015

Con la misma moneda

Natalia es muy inteligente, pero últimamente está muy vaga para hacer las cosas cotidianas de todos los días (hacer pis, lavarse las manos, la cara y los dientes).

La excusa es que no se acuerda que lo tiene que hacer, por más que se lo hayamos repetido 5 segundos antes de entrar al baño (y que sea el mantra que repetimos toooodos los días, hasta el cansancio).

La primera solución que se nos ocurrió fue hacerle una lista. Ella iba al baño con la lista, leía todo lo que tenía que hacer y cuando terminaba, salía. Esta técnica sirvió sólo el primer día... Después (aunque llevaba la lista) seguía "olvidando" las cosas...

Harta de repetirle siempre lo mismo (y de que me tome el pelo) decidí hacerle lo mismo...
Ella quiere ver los dibujitos, y nosotros tenemos un control remoto "one for all", en el que hay que presionar una secuencia de botones para poder ver lo que uno quiere.
Cuando me pidió ver los dibus, le dije que sí, pero solo presioné un botón.
Ella insistió, pero yo me mantuve en mi postura. Le dije que no me acordaba cómo se hacía (como ella me dice a mí) y dejé el control.
Se puso a llorar y a gritar. Dijo que ella ya se acuerda lo que tiene que hacer, entonces apreté otro botón y fingí olvidar el resto.
Natalia, evidentemente molesta, se ofreció a hacerme "una lista" para que no me olvide. Sólo escribió los números del canal. Presioné uno.

No sé si va a funcionar, pero al menos está esperando que me "acuerde" como prender el televisor (y yo zafo de los dibujitos por un rato)

------
UPGRADE: Al final, tocó todos los botones y logró ponerse los dibujitos... Lo dije, es MUY inteligente!